– BELLANO –

Bellano a través de los ojos de Andrea Vitali

Un pueblo grande, importante, poblado, con mucho tráfico. Tiendas en abundancia, osterie también. Un puerto que, le habían contado, habría sido uno de los más destacados en las orillas de algún mar y que era un vaivén continuo de embarcaciones que iban hasta Como o de barcas que llegaban desde la parte alta del lago para descargar la mercancía y luego desde allí salían hacia los valles que se encontraban en la parte posterior del pueblo. Había de todo. Una pretura, de la que era mejor estar alejados, y un hospital, que sirvió a la población de medio lago y de los pueblos de montaña.
Hoteles de lujo, en uno de los cuales le habían contado que había dormido Garibaldi, y posadas también para el poblado. Y no terminaba ahí porque, además de todo ese movimiento, también había un santuario en la montaña dedicado a la Virgen que lloró lágrimas de sangre en la época de Carlo Codega, que recordaba a los tropeles de peregrinos que venían también del Cantón de los Grisones. En definitiva, un lugar animado donde circulaba el dinero y la gente no solo pensaba en el trabajo.
¿Acaso no había también dos compañías de teatro?
¿Un teatro por donde pasaban las compañías de media Lombardía?
Y sobre las osterie, ya dijo que eran diecisiete, ¿acaso no quedó claro lo que quería decir?< br>Una sociedad de petanca.
Un campo de fútbol.
Un club de vela afiliado al de Como. En definitiva, vida.

Andrea Vitali
Premiata Ditta Sorelle Ficcadenti
– BELLANO –

Últimas noticias

Inscríbete a la newsletter

Utilizamos Mailchimp como plataforma de marketing. Al hacer clic abajo para suscribirse, usted reconoce que su información será transferida a Mailchimp para su procesamiento. Aprenda más sobre las prácticas de privacidad de Mailchimp aquí.